ARP@TIC El blog de TIC de ARPA Abogados Consultores

La Web de Nuevas Tecnologías

de ARPA Abogados Consultores

Pillado por las redes sociales

Friday, 10 April 2015 11:10 Escrito por 

De todos es conocido que la información que compartimos por medio de las  redes sociales pueden ponernos en un aprieto. Hay que tener cuidado con lo que se sube a Facebook, Twitter, etc. Si no que se lo digan a un Ayuntamiento de Mallorca en el procedimiento sancionador 23/2014 seguido en la Agencia Española de Protección de Datos.

El caso es el siguiente. Una persona denuncia que un Ayuntamiento tiene un sistema de videovigilancia sin cumplir con la normativa de protección de datos. En efecto, el Ayuntamiento tenía  un  sistema de videovigilancia con un despliegue técnico importante con "ocho cámaras de alta resolución y visión con mínima iluminación" conectadas a un "PC con tarjeta capturadora de vídeo de 16 entradas de vídeo y audio" y controladas mediante un "monitor TFT con matriz para 9 cámaras". Dichos medios técnicos no iban acompañados de las medidas  jurídicas oportunas: faltaban las advertencias obligatorias a los ciudadanos de zona videovigilada y la declaración de ficheros.

Ante la denuncia interpuesta en la Agencia Española de Protección de Datos , el Ayuntamiento lejos de reconocer la situación, alegó que dichas cámaras no estaban en funcionamiento y que en la actualidad  "cumplen una simple misión disuasoria y preventiva no estando operativas". Entendía por tanto que no había ninguna infracción de la normativa por cuanto dichas cámaras no estaban operativas y por tanto no había ninguna obligación de informar con los carteles obligatorios y de inscribir el fichero. La Agencia Española de Protección de Datos no pudo demostrar lo contrario y le dio la razón al Ayuntamiento: tras instruir el procedimiento llegó a la conclusión de que "no ha quedado acreditado que la Corporación denunciada haya realizado tratamiento de datos personales a través del sistema de cámaras y/o videocámaras instalado".  

Pero la historia no acaba aquí. El denunciante recurrió el archivo aportando una prueba muy importante. Una fotografía del perfil de Facebook de la policía local donde se observa claramente el sistema de videovigilancia funcionando. Tal es así que se llegaba a ver incluso la fecha sobreimpresa en la pantalla que controla las cámaras de videovigilancia. La Agencia ante esta nueva prueba, lógicamente sancionó al Ayuntamiento.